Entrevista a Basura Cósmica – jóvenes reciclador@s de Experian

  1. Inicio
  2. entrevistas
  3. Entrevista a Basura Cósmica – jóvenes reciclador@s de Experian
Basura Cósmica

Hace más de un mes la empresa Experian decidió sumarse a nuestros planes de reciclaje bajo la premisa de querer una Ciudad Sustentable, cuyo propósito a futuro, es lograr reciclar el 90% de los residuos que se generan en Ciudad Empresarial. Sin embargo, probablemente nada de eso sería posible, si no fuese por el trabajo que desde hace 2 años viene realizando un grupo de jóvenes colaborador@s  que llevan por nombre Basura Cósmica. Sus principales organizadoras, Francisca Villagra (25 años) y Susana Bello (26 años), que se desempeñan en el área de M.C de Experian, nos quisieron contar cómo fue todo este proceso y cuál es el fondo de su gran causa.

Partamos primero por saber cómo es su experiencia de trabajar en Experian, para entender un poco el origen de Basura Cósmica….

SUSANA: Trabajar en Experian, la verdad es que es muy cómodo. La cultura es muy buena. Experian se esfuerza en mantener un buen ambiente laboral y al ser una empresa estadounidense, viene con otra mentalidad. Y si bien nosotr@s somos millenial (es decir que de pronto nos cuesta adaptarnos al estilo “empresarial”), estamos super conformes donde estamos, porque las acciones que generamos siendo Basura Cósmica, son propicias para poder desarrollarnos con un contenido social y que en nuestro caso va por la línea de lo sustentable y de cuidar al planeta.

¿Cómo partió el proyecto de Basura Cósmica? ¿Cuál es la historia?…

FRANCISCA: Yo comencé hace tres años en la empresa y estaba trabajando en un equipo super chiquitito de 15 personas personas. Y en ese grupo una compañera vendía maní en plásticos y empezamos a juntar ese plástico para llevarlo al punto limpio en la medida de lo posible. Con el tiempo empezamos a reciclar más cosas y nos dimos cuenta que era difícil que en la empresa nos tomaran en cuenta para poder reciclar, porque ya se habían hecho varios intentos de reciclar por otros grupos y no había dado resultado… Hasta que contamos con el apoyo de nuestra jefa, Gabriela Peña, y nos planteó la opción de conversar con otros equipos para poder involucrar embajadores ambientales por cada equipo, que se encargaran de la información de forma más fácil.

Cuando llegó Susana (hace dos años), quien mostró mucho interés en querer hacer algo, empezamos a trabajar con fundaciones. Partimos con la Fundación Animal Prohuellas que es un hogar de perritos en Pedro Aguirre Cerda y empezamos a hacer actividades como el “Día de la Lata”, cuya recolección significaba que estas latas se vendían para después comprar alimento para los perritos de la Fundación. Luego de eso una chica nos propuso juntar tapitas plásticas para el Hospital Calvo Mackenna (acción que se sigue haciendo). Otra cosa que hicimos fue juntar bolsitas de té para otra fundación. Y así se fue dando con pequeñas causas que hicieron que todo nuestro piso (el tercero) y el cuarto, terminara por reciclar en conjunto.

Actualmente somos 25 embajadores en Experian. En Julio cumplimos 2 años de vida. Y si bien ahora casi el 80% del contact center recicla todo, cuando iniciamos el proceso de reciclaje costó bastante incentivar a la gente. Fueron 7 u 8 meses enviando comunicados, ¡los retabamos! Cuenta entre risas Les decíamos ¡esto no es un basurero!. Fue super difícil, pero lo logramos. Ahora contamos con el apoyo de los embajadores, que cuando ven algo que se está haciendo mal, de inmediato van donde la persona y le dicen cómo reciclar bien.

Embajadores de Basura Cósmica

SUSANA: Nuestro principal tema en Experian es la concientización, la educación ambiental y de crear una cultura de reciclaje que no existe en Chile tampoco. Probablemente mucha gente nos ve que reciclamos, ven los tachos y lo hace por “obligación” por así decirlo y no lo hacen en sus casas. De hecho nosotr@s partimos con cajas del casino y los llevábamos al punto limpio, sin saber mucho lo que era el Plástico 5 por ejemplo. Y hacíamos el proceso de separación y en la práctica nos íbamos dando cuenta de cómo reciclar bien, que en el fondo es la única manera. Luego de eso, Experian se empezó a dar cuenta y nuestra jefa nos apadrinó y nos compraron 2 primeros contenedores de metal más elegantes, por así decir, que están desde principios de año y ahí teníamos que poner carteles “¡ESTO NO ES UN BASURERO! Nosotras tenemos hartas ganas, por un lado reciclamos y por otro educamos. Al principio fue mucha discusión y mucho enojo incluso, les decía “¡pero si ayer les dije!”

 

¿Cuál es su reflexión sobre lo que han logrado? ¿Creen que su ejemplo podría servir a otras personas u empresas?

FRANCISCA: Si bien esto fue difícil, nos gustaría que a partir de nuestra experiencia, las demás personas en las otras empresas, se atrevan a reciclar en serio. SUSANA: Yo creo que en la era en la que estamos ahora las instituciones están perdiendo poder. Los cambios que vienen desde abajo, desde las personas comunes y corrientes, son los que se quedan; y en ese sentido somos el mejor ejemplo, porque partimos de verdad como agentes de Experian, que además de ser la mayoría, somos como igual “la mano de obra”… FRANCISCA: Así es, nosotr@s somos l@s que trabajamos en sí con las personas, estamos en contacto directo con la gente

 Claro, quizá la conclusión es pensar que estos cambios debiesen partir desde arriba como para dar el ejemplo, desde los cargos más altos, pero en la realidad si los cambios vienen desde abajo son mucho más efectivos, porque es lo que la gente quiere en definitiva, ¿no?

SUSANA: Justamente. Está ocurriendo a nivel mundial. Los cambios vienen desde las personas. Partamos con el caso Greta Thunberg, es el mejor ejemplo, una niña de 16 años que nos está diciendo “oye, la están embarrando”. Entonces en ese ámbito es bueno que empecemos a visibilizarnos más para motivar a más personas como nosotros, a que hagan lo mismo en sus empresas. Yo creo que al final en el más corto plazo que en el largo, las empresas se van a tener que hacer cargo.

FRANCISCA: Nosotras siempre estamos dispuestas a ayudar al resto. De hecho una amiga mía, me contó que en el jardín de su hijo todos los días les piden cajitas de jugo, y si son 15 niños en un curso y son 5 ó 6 cursos son alrededor de 1.800 cajitas mensuales. Entonces me preguntó si se podía hacer algo. Y ahí le propuse que hablara con los apoderados y turnarse en comprar cierta cantidad de jugos en botellas a la semana y ahí se lograría reducir el consumo (porque recordemos que no sólo es reciclar, sino que también es REDUCIR). Y ahí en vez de 15 cajitas diarias, sería 1 botella diaria …. y bueno a raíz de todo eso, finalmente me envió fotos de que ahora en el jardín tenían contenedores, que los niños estaban reciclando. Entonces, es bonito eso, traspasar tu experiencia a otr@s y que les sirve y la apliquen Cuenta emocionada.

¿Ustedes creen que, si se van de basura cósmica, seguiría el legado?

SUSANA: Si de todas maneras. Tenemos a l@s embajador@s que están súper comprometid@s con la causa, muchos de ell@s traen cosas de su casa para reciclar, entonces ya con eso difícilmente dejen de hacerlo. Y creo que va a seguir porque ya está la semilla. Y a donde nos vayamos vamos a seguir involucrando a más personas en esta cultura de reciclaje y de la educación ambiental. FRANCISCA: Sí, de hecho, yo creo que incluso se enojarían ¡Estarían exigiendo reciclar! Comenta entre risas.

Se me olvidaba preguntarles, ¿por qué se llaman Basura Cósmica, entendiendo que la palabra basura se debería cambiar por residuo?…

Ambas se ríenSUSANA: Hemos estado pensando mucho en cambiar el nombre… pero digamos que para la niña que comenzó todo esto y se le ocurrió la idea por así decir, sería como cambiar la esencia del inicio. FRANCISCA: A la niña se le ocurrió este nombre por una afinidad de ella con la astronomía, pero ese gancho cósmico es como decir la basura es no sólo basura, sino que se puede reciclar y hacer algo nuevo, algo cósmico. SUSANA: Sí, igual el nombre se quedó y ya todos en la empresa nos conocen así. FRANCISCA: Sí, de hecho igual hubieron conflictos porque sería quitarle como “la historia”, entonces por ahora no hemos pensando en cambiar el nombre o algo así.

Ahora que Experian tomó los planes de reciclaje de Ciudad Empresarial, ¿cuál va ser la labor de basura cósmica?

FRANCISCA: Bueno, el plan que se contrató es de dos retiros mensuales y nosotr@s hemos estado haciendo retiros de cuatro veces en el mes… Entonces en esos dos retiros que nos faltarían por así decirlo, van a servir para seguir enseñando la cultura de reciclaje en las personas que faltan de otros pisos y para no perder la práctica. Quizá ya no será tanta la frecuencia. Vamos a tener que seguir educando, ejemplo, ahora estamos con una campaña de las tazas para que la gente traiga sus tazas y evitemos estos vasos de cartón que vienen en las máquinas de café que están en todo Experian. SUSANA: Nosotr@s como proyecto, ahora que no vamos a tener que encargarnos tanto del reciclaje, vamos a seguir haciendo actividades, fomentando la concientización, por ejemplo, enfocarnos en expandir el pensamiento de sustentabilidad, de que la gente se haga consciente de que es inconsecuente reciclar y comprarse ropa nueva todos los fines de semana. En el fondo, subir el nivel de la cultura de reciclaje hacia una línea de sustentabilidad. Esa es nuestra meta ahora.

Bien. Gracias chicas por querer contar su experiencia. Esperamos que su ejemplo, como lo conversamos, sirva para que otr@s colaborador@s les hagan ver a sus empresas que esto es urgente. 

 

Autor: Por Sebastián Aedo
saedo@comunidadciudad.cl
Menú